Adaptado por Saphi Solutions de: How to Elevate Your Presence in a Virtual Meeting, por J. Schwartzberg. Harvard Business Review.

Abril, 2020

Las tácticas de comunicación que solemos usar en una reunión presencial no siempre se trasladan directamente a una videoconferencia tipo Skype o Zoom. Andy Molinsky, profesora de comportamiento organizacional, recomienda en un artículo de la Harvard Business Review los siguientes puntos:

*Centra tu mirada en la cámara*, no en tus colegas. Esta es la única forma que los demás perciban que estás teniendo contacto visual con ellos. Practica sobre todo este punto cuando seas tú quien está haciendo uso de la palabra.

 

*Mantén una voz potente*. Usa un volumen ligeramente mayor al habitual no sólo para hacerte audible, sino también para ganar autoridad, credibilidad y confianza.

*Escoge cómo te ves*. Adecúa la imagen que toma de ti la cámara cuidando mostrarte cercano y con una buena iluminación. Entre más alejado u obscuro te veas, serás menos percibido. Procura que tu cabeza y hombros cubran la mayor parte de la pantalla. También se consciente del fondo. Elimina objetos que distraigan la atención, busca un lugar donde el fondo sea sencillo y refleje tu profesionalismo.

*Céntrate en la reunión*. En reuniones presenciales es fácil distraerse, y en videoconferencias lo es aún más. Recuerda no sólo que estás en una reunión, sino que los demás te están observando por la cámara. Presta atención constante y aléjate de tu teléfono celular. Recuerda también que el lenguaje verbal que emites puede transmitir tu estado de ánimo, así que sé consciente de él. Por otro lado, es difícil observar patrones no verbales en tus otros compañeros, así que presta especial atención a cuánto y qué tan frecuentemente tomas la palabra. Un consejo: no te sientas como si estuvieras en casa, sino como si estuvieras en el trabajo.

*No seas tu propia distracción*. En una reunión presencial no tienes que preocuparte por hablar con el micrófono cerrado, el ruido ambiental o distracciones de mascotas o niños, pero estos elementos son de suma importancia en una videoconferencia. Comienza por acostumbrarte a silenciar tu micrófono cuando no estás hablando y encenderlo cada vez que vayas a hablar. Igualmente, si es indispensable hacer algún movimiento que pueda distraer a los demás como moverte de habitación, recoger algo o incluso comer si has estado todo el día en reuniones, asegúrate de apagar primero tu cámara. Por último, si eres interrumpido por tus niños o mascotas, seguramente tus colegas reirán y lo entenderán, así que no te preocupes demasiado. Sin embargo, si vas a dar una presentación formal, procura alejarte de este tipo de distracciones. Recuerda que los mensajes importantes no sólo requieren toda la atención de tus compañeros, sino también la tuya.

*Utiliza el chat como un aliado*. Contar con un chat es una gran ventaja que no existe en las reuniones presenciales. Aprovéchalo para dar profundidad y dimensión a tus ideas, así como para mostrar que estás inmerso en la reunión. Cuando te refieras a un artículo o documento, comparte un vínculo en el chat, igualmente si alguien más está presentando responde con mensajes de apoyo a la idea o con preguntas que enriquezcan la discusión.

Un bonus: *Saca el máximo provecho de la plataforma* que utilicen tú y tu equipo para videoconferencias. Muchas de ellas te permiten hacer encuestas rápidas, compartir tu pantalla, crear un pizarrón electrónico e incluso tomar notas o minutas en tiempo real con la participación de todos. Explora las opciones que tienes disponibles y recuerda que esta es una oportunidad para seguir desarrollando nuevas habilidades.